Noticias

28
Mar
17
Open Event "Claves de la Nueva Empresa en la Era del Capitalismo Consciente"

¿Por qué las empresas están cambiando internamente sus estructuras, sus formas de pensar, diseñar y de actuar?
¿Cuáles son los retos para el futuro de las nuevas empresas y para los nuevos empresarios?
¿Cómo son los trabajadores del futuro, qué necesitan? 
¿Qué necesita la sociedad del futuro?

OPENT EVENT

Claves de la Nueva Empresa en la Era del Capitalismo Consciente

MIÉRCOLES 26 DE ABRIL

 

Haga click aquí para descargar el programa del evento.

 

CaixaForum Barcelona

Centro Social y Cultural de la Obra Social “la Caixa”
Av. Francesc Ferrer i Guàrdia 6-8 Barcelona

Plazas limitadas


Más información:
www.lomejordemi.org
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

 

16
Ene
17
Por qué las mentes más brillantes necesitan soledad

Conectar con uno mismo es fuente de beneficios. Darwin rechazaba todas las invitaciones a fiestas. Y del aislamiento nació el primer ordenador Apple.

Según el profesor Robert Lang de la Universidad de Nevada (Las Vegas), experto en dinámicas sociales, muchos de nosotros acabaremos viviendo solos en algún momento de nuestra vida, ya que cada día nos casamos más tarde, las tasas de divorcio aumentan y las personas viven más. La prosperidad también fomenta este estilo de vida, elegido en la mayoría de los casos voluntariamente por el lujo que representa. La periodista Maruja Torres en su autobiografía Mujer en guerra (editada por Planeta) ya se vanagloriaba del placer que le producía meterse en la cama y dormir sola, con las extremidades extendidas en forma de aspa. A esto se le añade la comodidad de disponer del sofá, poder cambiar de canal sin tener que negociar, improvisar planes sin avisar ni dar explicaciones, pasearse por la casa de cualquier guisa, comer a cualquier hora…

 

Por si fuera poco, el sociólogo Eric Klinenberg, de la Universidad de Nueva York, autor del estudio GOING SOLO: The Extraordinary Rise and Surprising Appeal of Living Alone, está convencido de que vivir solo significa, además, disfrutar de relaciones de más calidad, ya que la mayoría de singles tiene claro que la soledad es mucho mejor que el hecho de sentirse mal acompañado. Incluso hay estudios que aseguran que la soledad facilita el desarrollo de la empatía. Otra socióloga, Erin Cornwell, de la Universidad Cornell en Ithaca (Nueva York), ha determinado tras distintos análisis que es más probable que la gente mayor de 35 años que vive sola pase una velada entre amigos que no aquellos que viven en pareja. Esto también ocurre con las personas mayores que, aun viviendo solas, poseen una red social de amistades tan amplia o más que las personas de su misma edad que viven acompañadas. Es la conclusión a la que llegó el estudio llevado a cabo por el sociólogo Benjamin Cornwell y que publicó en American Sociological Review.

La base de la creatividad y de la innovación

Las personas somos seres sociales, pero tras pasarnos el día rodeados de gente, de reunión en reunión, atentos a las redes sociales y al móvil, hiperactivos e hiperconectados, la soledad ofrece un espacio de reposo sanador. Una de las conclusiones más sorprendentes es que la soledad resulta básica para la creatividad, la innovación y el buen liderazgo. Un estudio realizado en 1994 por Mihaly Csikszentmihalyi (el gran psicólogo de la felicidad) comprobó que los adolescentes que no soportan la soledad son incapaces de desarrollar el talento creativo.

Susan Cain, autora del libro Quiet: The Power of Introverts in a World That Can’t Stop Talking, cuya conferencia en Ted Talks es una de las favoritas de Bill Gates, defiende a ultranza la riqueza creativa que surge de la soledad y reivindica, por el bien de todos, la práctica de la introversión. “Siempre me habían dicho que debía mostrarme más abierta, aunque yo sentía que ser introvertida no era algo malo. Así que durante años fui a bares abarrotados, muchos introvertidos lo hacen, lo que representa una pérdida de creatividad y de liderazgo que nuestra sociedad no se puede permitir. Tenemos la creencia de que toda creatividad y productividad proviene de un lugar extrañamente sociable. Sin embargo, la soledad es el ingrediente crucial de la creatividad. Darwin daba largas caminatas por el bosque y rechazaba enfáticamente invitaciones a fiestas. Steve Wozniak inventó la primera computadora Apple encerrado en su cubículo de Hewlett Packard, donde trabajaba entonces. La soledad importa. Para algunas personas, incluso, es el aire que respiran”.

Cain recuerda que cuando estamos rodeados de gente nos limitamos a seguir las creencias de los demás para no romper con la dinámica de grupo. La soledad, en cambio, significa abrirse al pensamiento propio y original. Denuncia que las sociedades occidentales han privilegiado más a la persona activa que a la contemplativa. Y nos ruega: “Detengan la locura del trabajo constante en equipo. Vayan al desierto para tener sus propias revelaciones”.

La conquista de la libertad

“Solo cuando estoy sola me siento completamente libre. Me reencuentro conmigo misma y eso me resulta agradable y reparador. Es cierto que, por inercia, cuanto menos solo estás, más te cuesta estarlo. No obstante, en una sociedad que te obliga a estar enormemente pendiente del afuera, los espacios de soledad representan la única posibilidad de contactar otra vez con uno mismo. Es un movimiento de contracción necesario para recuperar el equilibrio”, asegura la psicóloga Mireia Darder, autora del libro Nacidas para el placer (Ed. Rigden).

También el gran filósofo del momento, Byung-Chul Han, autor de La sociedad del cansancio (Ed. Herder), abandera la necesidad de recuperar nuestra capacidad contemplativa para compensar nuestra hiperactividad destructora. Según este autor, solo tolerando el aburrimiento y el vacío seremos capaces de desarrollar algo nuevo y de desintoxicarnos de un mundo lleno de estímulos y de sobrecarga informativa. Byung-Chul Han tiene muy presente las palabras de Catón: “Nos olvidamos de que nunca está nadie más activo que cuando no hace nada, nunca está menos solo que cuando está consigo mismo”.

Conciencia de sí y auditoría interior

“Para mí la soledad representa la ocasión de revisar nuestra gestión, de proyectar el futuro y evaluar la calidad de los vínculos que hemos construido. Es un espacio para llevar a cabo una auditoría existencial e indagar qué es esencial para nosotros más allá de las exigencias del entorno social”, asegura el filósofo Francesc Torralba, autor de El arte de estar solo (Ed. Milenio) y director de la cátedra Ethos de la Universidad Ramon Llull. En soledad dejamos ese espacio en blanco para escuchar sin interferencias lo que sentimos y necesitamos. “La soledad nos da miedo porque con ella caen todas las máscaras. Estamos viviendo siempre de cara a la galería en busca de reconocimiento, pero raramente nos tomamos tiempo para mirar hacia dentro”, dice Torralba.

Efectivamente, la soledad despierta temor porque suele asociarse al vacío y la tristeza, sobre todo cuando ha sido postergada largo tiempo por una actividad frenética y anestesiante. Para Mireia Darder conviene enfrentarse a ese momento teniendo en cuenta que la tristeza es resultado simplemente del hecho de aflojarse después de tanta tensión y de haber hecho un enorme esfuerzo por aparentar fortaleza y aguantar la presión ante los que nos rodean. “No se puede olvidar que para ser realmente autónomo has de aprender a transitar la soledad. El amor no es lo contrario de la soledad sino la soledad compartida”, señala Darder.

En nuestra sociedad, la inactividad —que surge a menudo de la soledad— se teme y despierta la culpa. Nos han preparado para la acción y para realizar muchas cosas al mismo tiempo, pero es cuando estamos solos cuando podemos reflexionar sobre lo que hacemos y cómo lo hacemos. El escritor Irvin Yalom, catedrático de Psiquiatría en la Universidad de Stanford, confesaba que desde que tenía conciencia se había sentido “asustado por los espacios vacíos” de su yo interior. “Y mi soledad no tiene nada que ver con la presencia o ausencia de otras personas. De hecho detesto a los que me privan de la soledad y, además, no me hacen compañía”. Algo que, según Francesc Torralba, es muy frecuente: “Aunque estemos rodeados de gente y de formas de comunicación existe un alto grado de aislamiento. No hay peor sensación de soledad que aquella que se experimenta al estar en pareja o con gente”.

Publicado en http://elpais.com/elpais/2015/01/29/buenavida/1422546931_773159.html?rel=mas | Silvia Díez | 8 Febrero 2015

04
Ene
17
“Si aumentas la conciencia, los cambios en tu vida vienen solos”

"La conciencia plena se ejercita prestando atención de manera activa en el momento presente y sin juzgar. Desarrollar la capacidad de abrazar la realidad de las cosas es curativo y transformador, cambia nuestro cerebro, tal como demuestran las investigaciones neurológicas." Os invitamos a leer este interesante artículo publicado en La Vanguardia pinchando aquí.

12
Dic
16
Cómo salir de la frustración con el principio de reacción positiva

"Emociones Tóxicas, si quieres salir del atolladero, tu estado de ánimo es tu prioridad. Cuando tienes la sensación de darte golpes contra un muro corres un riesgo invisible: agotar tu depósito de reacción positiva, que te ayuda a recuperarte y a lograr lo que deseas. La buena noticia es que se puede evitar e, incluso, prever. Veamos cómo." Os queremos invitar a leer este artículo con este sugerente título y preámbulo, escrito por Pilar Jérico publicado en El País:

"Hay personas que van a una entrevista de trabajo como si fueran al matadero. Han pasado por tantos “no” que inconscientemente piensan: “será otro no”. Actúan con esa sensación de fondo y después no consiguen el trabajo. El resultado le da un nuevo argumento para confirmar que ellos tenía razón, que era un “no” de partida. Y puede que hubiera un mejor candidato, que su perfil no se ajustara o quizá que su actitud tampoco le ayudó. Esto mismo ocurre cuando queremos encontrar una nueva pareja, lanzar un proyecto, aprender un idioma o cualquier cosa que se nos resiste. La frustración continuada genera residuos invisibles que se van acumulando, nos van llenando de energía negativa y al final conseguimos que cualquiera que se acerque a nuestro alrededor quiera salir escopetado. El motivo es sencillo: nuestro depósito de energía interior, es decir, nuestra actitud y fuerza con la que vivimos las cosas, impacta en la reacción que tenga el resto hacia nosotros. Esta relación podríamos denominarla como el principio de reacción positiva: yo estoy bien, el otro tiene más probabilidades de estar también bien (esta relación no significa que sea inmediata, sino que ayuda enormemente).

Un comercial amargado tendrá menos probabilidades de vender que otro que esté ilusionado. El producto puede ser el mismo, pero la actitud con la que lo cuenta influye en las ganas del comprador. Y todos lo hemos vivido desde una tienda a un restaurante. En algunos te hacen sentir como un rey y la tarjeta de crédito reluce con fuerza y en otros deseas salir lo antes posible (y contigo también tu tarjeta de crédito). Por ello, no es que esta crisis económica haya dejado un sinfín de conversaciones ácidas y quejumbrosas, que lo único que atraen es precisamente de lo que tanto se quejan: no lograr los resultados. El principio de reacción positiva se apoya en una premisa: la actitud con la que abordamos los desafíos condiciona los resultados. Henry Ford lo resumía maravillosamente: “Si crees que puedes, tienes razón; y si crees que no puedes, también tienes razón”. Entonces, ¿qué podemos hacer?

Primero, tomar conciencia: la frustración acumulada o las heridas mal cerradas tienen impacto en nuestro futuro e incluso en aquello en lo que inicialmente no estaba ni relacionado. Como cuando a alguien le va mal en el trabajo, llega a casa cabreado, tiene broncas y, al final, también tiene problemas con la pareja. La frustración en alguna de las dimensiones de nuestra vida tiene impacto en otras. Por ello, identifiquemos señales que nos advierten que no estamos bien como un enfado constante, malhumor o falta de ilusión (lógicamente, estamos hablado de situaciones no patológicas, que en ese caso requieren otras soluciones).

Segundo, aceptar nuestras emociones y vivirlas aunque sean negativas. Salir del atolladero no se resuelve llenándonos de actitud positiva y punto. Eso solo ocurre en las teorías fáciles. Giorgio Nardone sugiere dos maneras de salir de la tristeza. Una de ellas es crear un espacio al día para darle rienda suelta y así dejamos el resto del tiempo libre. Y otra, concentrarnos para estar muy muy tristes y paradójicamente cuando lo hacemos, la cabeza se va al lado opuesto. En cualquier caso, necesitamos vivir la emoción de la que nos queremos liberar.

Un enfado constante, malhumor o falta de ilusión son señales que nos avisan que no estamos bien.

Y tercero, crear espacios de reconstrucción para variar nuestra actitud: momentos spa personales, agradecimientos diarios aunque sean pequeños y modificar nuestra mirada. Si nos estamos dando golpes contra un muro, no vale la pena insistir, sino cambiar la estrategia para buscar una puerta.

En resumen: el principio de reacción positiva se apoya en una idea. En la medida que nosotros estemos bien, habrá más posibilidades de generar una reacción positiva en el resto que nos ayude a conseguir nuestros objetivos. Por ello, para salir de los atolladeros, además de crear planes de acción y de tareas, necesitamos poner nuestro estado de ánimo como una de las prioridades a resolver."

El País | 11 diciembre 2016 | http://elpais.com/elpais/2016/12/11/laboratorio_de_felicidad/1481477236_211913.html

 

 

02
Dic
16
El pesimismo afecta la salud del corazón

Os invitamos a leer este interesante artículo publicado en ABC sobre la relación que existe entre pesimismo y cardiopatía.

"Los pesimistas ven siempre el vaso medio vacío. Ahora tienen otro motivo para preocuparse, o para dejar de serlo, porque según un estudio que se publica en «BMC Public Health», el pesimismo parece ser un poderoso factor de riesgo de muerte por cardiopatías. Y, lo peor, el optimismo no parecer ser un factor protector. El estudio ha analizado a 2.267 hombres y mujeres finlandeses.

Investigadores del Departamento de Psiquiatría del Hospital Central de Päijät-Häme (Finlandia), han visto que aquellas personas con altos niveles de pesimismo parecían tener un mayor riesgo de mortalidad inducida por enfermedad cardiovascular, incluso después de ajustar los factores de riesgo fisiológicos conocidos. El optimismo no parecía tener ningún efecto en dicho riesgo.

«Los altos niveles de pesimismo se han relacionado previamente con factores que afectan la salud cardiaca, como la inflamación, pero los datos sobre la conexión entre riesgo de muerte por enfermedad coronario y optimismo y pesimismo como rasgos de personalidad son relativamente escasos», señala Mikko Pänkäläinen, autor de la investigación.

Además, este es el primer estudio que examina la mortalidad por esta causa y su asociación con el optimismo y el pesimismo como variables independientes. Las investigaciones previas que trataron el optimismo y el pesimismo como opuestos en una escala continua obtuvieron resultados contradictorios, particularmente en relación con las asociaciones entre el optimismo y las muertes relacionadas con las enfermedades del corazón.

Los investigadores creen que el pesimismo de verdad crea un ambiente estresante en el cuerpo y eso conduce a la enfermedad cardiaca


Los investigadores encontraron que los 121 hombres y mujeres que fallecieron a causa de una enfermedad coronaria durante el periodo de seguimiento de once años del estudio habían sido más pesimistas que las personas que todavía estaban vivas en dicho periodo. Sin embargo, no hubo diferencias entre los grupos marcadas por el optimismo, lo que sugiere que el pesimismo por sí solo genera un efecto sobre la mortalidad por cardiopatía coronaria.

Los investigadores creen que el pesimismo de verdad crea un ambiente estresante en el cuerpo y eso conduce a la enfermedad cardiaca. «No se puede siempre creer que sucederá lo peor. Hacer un esfuerzo por ver las cosas bajo una luz distinta puede marcar una diferencia»."

ABC | 22 NOVIEMBRE 2016 | http://www.abc.es/salud/habitos-vida-saludable/abci-pesimismo-afecta-salud-corazon-201611221609_noticia.html

21
Nov
16
"No te detengas" de Walt Whitman

Hoy compartimos con vosotros este delicioso Poema de Walt Whitman, un ejemplo de positividad y resiliencia.

No te detengas

   No dejes que termine el día sin haber crecido un poco,
sin haber sido feliz, sin haber aumentado tus sueños.
   No te dejes vencer por el desaliento.

   No permitas que nadie te quite el derecho a expresarte,
que es casi un deber.

   No abandones las ansias de hacer de tu vida algo extraordinario.
   No dejes de creer que las palabras y las poesías
sí pueden cambiar el mundo.

   Pase lo que pase nuestra esencia está intacta.
   Somos seres llenos de pasión.
   La vida es desierto y oasis.

   Nos derriba, nos lastima,
nos enseña,
nos convierte en protagonistas
de nuestra propia historia.
   Aunque el viento sople en contra,


 
la poderosa obra continúa:
   Tu puedes aportar una estrofa.
   No dejes nunca de soñar,
porque en sueños es libre el hombre.

   No caigas en el peor de los errores:
el silencio.

   La mayoría vive en un silencio espantoso.
   No te resignes.
   Huye.
   “Emito mis alaridos por los techos de este mundo”,
dice el poeta.

   Valora la belleza de las cosas simples.
   Se puede hacer bella poesía sobre pequeñas cosas,
pero no podemos remar en contra de nosotros mismos.
   Eso transforma la vida en un infierno.

   Disfruta del pánico que te provoca


  tener la vida por delante.
   Vívela intensamente,
sin mediocridad.
   Piensa que en ti está el futuro
y encara la tarea con orgullo y sin miedo.

   Aprende de quienes puedan enseñarte.
   Las experiencias de quienes nos precedieron
de nuestros “poetas muertos”,
te ayudan a caminar por la vida
   La sociedad de hoy somos nosotros:
   Los “poetas vivos”.

   No permitas que la vida te pase a ti sin que la vivas …

WALT WHITMAN (1819-1892)

10
Nov
16
El cerebro necesita emocionarse para aprender

Los nuevos experimentos en la enseñanza vislumbran el fin de las clases magistrales. Una de las tendencias es la neurodidáctica. Nos hacemos eco del siguiente artículo publicado por el Pais.com.

En el año 2010 un equipo de investigadores del Massachusetts Institute of Techonolgy (MIT), en Boston, colocaron a un universitario de 19 años un sensor electrodérmico en la muñeca para medir la actividad eléctrica de su cerebro las 24 horas durante siete días. El experimento arrojó un resultado inesperado: la actividad cerebral del estudiante cuando atendía en una clase magistral era la misma que cuando veía la televisión; prácticamente nula. Los científicos pudieron probar así que el modelo pedagógico basado en un alumno como receptor pasivo no funciona.
“El cerebro necesita emocionarse para aprender”, explica José Ramón Gamo, neuropsicólogo infantil y director del Máster en Neurodidáctica de la Universidad Rey Juan Carlos. En el último lustro, en España han aparecido diferentes corrientes que quieren transformar el modelo educativo y una de ellas es la neurodidáctica. No es una metodología, sino un conjunto de conocimientos que está aportando la investigación científica en el campo de la neurociencia y su relación con los procesos de aprendizaje. “Antes solo se podía observar el comportamiento de los alumnos, pero ahora gracias a las máquinas de neuroimagen podemos ver la actividad cerebral mientras realizan tareas”, añade Gamo. Esa información sirve a los profesores y pedagogos para decidir qué métodos son los más eficaces.

Gamo, que estudia las dificultades de aprendizaje de personas con dislexia o TDAH desde hace más de 20 años, observó que en la mayoría de los casos esos problemas no estaban relacionados con esos síndromes, sino con la metodología escolar. Él y su equipo identificaron que el 50% del tiempo de las clases de primaria en España se basan en transmitir información a los estudiantes de forma verbal, algo que en secundaria sucede el 60% del tiempo y en bachillerato casi el 80%. “Indagamos sobre lo que estaba sucediendo en las aulas y queríamos saber qué decía la ciencia al respecto, si ese método estaba justificado”.

Basándose en diferentes investigaciones científicas y en las suyas propias, concluyeron que para la adquisición de información novedosa el cerebro tiende a procesar los datos desde el hemisferio derecho -más relacionado con la intuición, la creatividad y las imágenes-. “En esos casos el procesamiento lingüístico no es el protagonista, lo que quiere decir que la charla no funciona. Los gestos faciales, corporales y el contexto desempeñan un papel muy importante. Otra muestra de la ineficacia de la clase magistral”, explica Gamo.

Por ello, la neurodidáctica propone un cambio en la metodología de enseñanza para sustituir las clases magistrales por soportes visuales como mapas conceptuales o vídeos con diferentes apoyos informativos como gráficos interactivos que requieran la participación del alumno. Otra de las apuestas es el trabajo colaborativo. “El cerebro es un órgano social que aprende haciendo cosas con otras personas”, añade.

En los últimos cinco años, Gamo ha formado en neurodidáctica a docentes de una treintena de colegios públicos en diferentes comunidades autónomas. El principal problema, en su opinión, es que las escuelas no están tomando la decisión sobre hacia dónde quieren innovar, a lo que se suma que nadie les acompaña en la implementación de las nuevas metodologías. “La direcciones de los centros están enrocadas en los métodos tradicionales basados en clases magistrales, memorización y exámenes escritos”.

En ese escenario conviven cientos de profesores y entre ellos hay quienes no se conforman con lo establecido. Chema Lázaro, de 34 años, da clase a alumnos de sexto de primaria en un colegio concertado de Moralzarzal y desde hace dos años y medio aplica la neurodidáctica en el aula. “Mis alumnos siempre me decían que yo molaba mucho, pero que mis clases eran una porquería”, cuenta. Empezó a investigar sobre metodologías alternativas y creó el blog Pizarras abiertas, que en 2013 le valió el premio nacional sobre las TIC en el aula del Ministerio de Educación. Lázaro buscaba una base científica que apoyase su apuesta: hacer que sus estudiantes aprendiesen para toda la vida sin memorizar.

El 50% del tiempo de las clases de primaria en España se destina a que hable el profesor. En bachillerato es casi el 80%

“Mi método respeta el proceso por el que el cerebro aprende: primero va la motivación, luego la atención y por último la memoria. En ese orden”. Para explicar el antiguo Egipto intenta captar el vínculo emocional de los chavales. A través de su canal de YouTube les plantea jeroglíficos en vídeos con formato de tráiler cinematográfico. “Con ese material se motivan y así tengo alumnos atentos”, continúa. Utiliza la gamificación y las capitales se aprenden ganando puntos en la plataforma Kahoot. Para ver las pirámides, vista desde un dron o Google Earth.

Una de las plataformas de educación online basada en la neurodidáctica es Neurok. El director de la compañía, Agustín Cuenca, empezó a explorar el mundo educativo hace 10 años, cuando a su hijo de cinco años le diagnosticaron hiperactividad. “Partimos de que la formación online no funciona, solo un 10% de los que se apuntan a un MOOC -cursos online masivos y gratuitos- lo termina”. En una plataforma tradicional se encuentran contenidos, mientras que en Neurok hay debates.

Cuenca y un equipo de 10 pedagogos y profesores de universidad y primaria han aplicado los formatos de Twitter y Facebook a la educación. “Antes siempre sabías a quién pedir los apuntes. Ahora decides a quien seguir en esta red social en la que todos los alumnos comparten contenidos y debaten sobre diferentes temas. El profesor hace de guía y aporta criterio sobre qué contenidos son de calidad”, explica Cuenca. Lo más difícil de este modelo de aprendizaje, reconoce este informático, es la participación. El sistema cuenta con hashtags, menciones o notificaciones en el móvil, entre otros servicios. La idea de Neurok es ser utilizada como una plataforma de apoyo a las clases presenciales o directamente como el esqueleto de un curso online.

Eso es lo que sucede con el Máster en Neurodidáctica de la Rey Juan Carlos, un curso blended en el que el 80% del contenido se imparte en la red. Hasta ahora, también han usado Neurok en la UNED y en la Universidad de Extremadura, con la que están colaborando en una investigación para medir la calidad de los contenidos compartidos por los alumnos y su nivel de interacción en la plataforma.

“Todavía hay mucha gente que desconfía de estos métodos, pero en unos 15 años se empezarán a ver los resultados”, comenta Cuenca, que ya ha asesorado a más de 30 colegios públicos de diferentes comunidades autónomas a través de su consultora educativa Niuco. Para todos aquellos que busquen evidencias científicas de la neurodidáctica, el profesor de la Universidad de Barcelona Jesús Guillén recopila en su blog Escuela con cerebro las últimas investigaciones realizadas en diferentes partes del mundo.

Autor Ana Torres MenárguezPublicado en www.elpais.com | 18 de julio de 2016 | http://economia.elpais.com/economia/2016/07/17/actualidad/1468776267_359871.html

17
Oct
16
13 líneas para vivir de García Márquez

Aquí os dejo con unas hermosas frases que se atribuyen a Gabriel García Márquez.. Son las 13 lineas para vivir.

1. Te quiero no por quien eres, sino por quien soy cuando estoy contigo.

2. Ninguna persona merece tus lágrimas, y quien se las merezca no te hará llorar.

3. Sólo porque alguien no te ame como tú quieres, no significa que no te ame con todo su ser.

4. Un verdadero amigo es quien te toma de la mano y te toca el corazón.

5. La peor forma de extrañar a alguien es estar sentado a su lado y saber que nunca lo podrás tener.

6. Nunca dejes de sonreír, ni siquiera cuando estés triste, porque nunca sabes quién se puede enamorar de tu sonrisa.

7. Puedes ser solamente una persona para el mundo, pero para una persona tú eres el mundo.

8. No pases el tiempo con alguien que no esté dispuesto a pasarlo contigo.

9. Quizá Dios quiera que conozcas mucha gente equivocada antes de que conozcas a la persona adecuada, para que cuando al fin la conozcas sepas estar agradecido.

10. No llores porque ya se terminó, sonríe porque sucedió.

11. Siempre habrá gente que te lastime, así que lo que tienes que hacer es seguir confiando y sólo ser más cuidadoso en quien confías dos veces.

12. Conviértete en una mejor persona y asegúrate de saber quién eres antes de conocer a alguien más y esperar que esa persona sepa quién eres.

13. No te esfuerces tanto, las mejores cosas suceden cuando menos te las esperas.

Recuerda: “TODO LO QUE SUCEDE, SUCEDE POR UNA RAZÓN”

 

 

17
Oct
16
Los 12 pasos para incorporar a tu vida el 'hygge', el secreto de la felicidad danesa

Esta palabra sin traducción esconde una filosofía casi budista.

Dinamarca es el país más feliz del mundo, según un informe anual que la ONU lleva haciendo desde 2012. Muchos apuntan, más allá de su escandinavo Estado de bienestar, a que el secreto de su felicidad es el hygge (que se pronuncia algo así como huu-gue, pero mejor escúchalo aquí), un concepto que no tiene fácil traducción y del que se ha escrito mucho últimamente.

“Es difícil encontrar una palabra; sería una mezcla entre acogedor, bienestar, estar en una situación en la que te sientes cómodo, relajado y libre”, explica a Verne Mikkel Larsen (42 años), agregado de comunicación de la Embajada danesa en Madrid. Para él tiene que ver con algo social, con compartir momentos de disfrute con otras personas. Sus compañeras Julie Thomsen, de 24, y la viceconsul Birte Secher, de 70, creen que ese sosiego, esos momentos sin estrés en los que hacer pequeñas cosas que nos hagan felices, se pueden disfrutar también solos.

Aunque en la representación diplomática escandinava no creen que el hygge esté relacionado con el mal tiempo, como sugería Quarzt hace poco, sí creen que el otoño y el invierno son más proclives. “Es más necesario porque es oscuro y frío”, explica Thomsen. Estos son sus consejos para importarlo a nuestra vida:

1. Busca el momento. Thomsen explica que el concepto consiste en dedicar un tiempo diario para hacer lo que nos hace sentir bien con la gente que queremos o con nosotros mismos. “En Dinamarca pensamos mucho en emplear el tiempo de una manera eficaz, para trabajar y hacer todas las tareas diarias”. Pero además de eso, dice, encuentran tiempo para cuidarse y relajarse al margen de las obligaciones, con “pequeñas cositas”, según ella.

2. Abre tu casa. El hygge se puede producir en cualquier sitio. Una barbacoa al aire libre en verano, un paseo por un parque, un aperitivo, una cena en un restaurante pueden ser hyggelig. Pero a los daneses les gusta más reunirse en casa y echan de menos que los españoles, más proclives a verse en bares, abran más sus puertas.

3. Crea un ambiente propicio. Cuida la iluminación, que sea acogedora. Pon buena música de fondo. Una chimenea sería ideal, pero las velas son imprescindibles. Unas flores frescas sobre una mesa de madera, un mantel bien colocado aunque comas solo, ayudan a conseguir un toque especial que invite a un disfrute sencillo. Se trata de cuidar las pequeñas cosas para que sentirse cómodo.

4. Evita todo lo que rompa ese estado de relax. Nada de hablar de política o de temas que puedan provocar crispación. Esto va de estar en armonía, de tener un momento agradable en paz, así que queda prohibido pensar en el trabajo, en los problemas, en el estrés diario y las prisas. La televisión, el iPad y el teléfono también impiden esas conexiones sociales que son hygge.

5. Funciona mejor en petit comité. Depende del tamaño de tu casa y de ti mismo, pero según nos cuentan se consigue mejor en pequeños núcleos. Y tiene sentido, porque así es más sencillo mantener una conversación y no varias reuniones paralelas.

6. Piensa en el menú. En otoño e invierno los daneses no conciben una velada sin una bebida caliente. Cocinar en compañía es también muy común. Pueden reunirse con familia o amigos y hacerse unas albóndigas con un receta tradicional u hornear un pastel. Les gusta mucho también el grød, una especie de papilla o gachas que les recuerda a su infancia, porque el hygge tiene también mucho de nostalgia. Pero hygge puede ser también comprar unos quesos ricos y un buen vino y tomárselo a la luz de las velas.

7. Ten presente a tus antepasados. Hay quien dice que lo hygge tiene que ver con hacer cosas que reconocerían tus ancestros. Los daneses que hemos consultado están de acuerdo en que está muy relacionado con las tradiciones y con actividades u objetos que tienen un valor sentimental. Tomar el té en una vajilla de tu abuela es muy hygge, según Larsen. Para Secher, que lleva 40 años en España y se aferra a las tradiciones danesas, abrir un mueble de sus bisabuelos es como volver a oler la casa de sus abuelos y ese es un sentimiento muy hyggelig para ella. Destapar todos los días el calendario de adviento típico escandinavo que descuenta los días hasta Navidad también, porque les transporta a su infancia, cuando lo hacían con sus padres.

8. Ponte cómodo. Aunque el hygge tiene más que ver con disfrutar que con los actos y las cosas en concreto, hay elementos que ayudan. Las velas, que dan calor y luz cuando en Escandinavia domina la oscuridad y el frío. La ropa cómoda, según Thomsen. Quedarse en la cama el domingo bajo el edredón más rato de lo habitual, con un buen libro y un café. O acurrucarse en un sofá bajo una manta con una taza de té o chocolate caliente para ver una película.

6. Piensa en el menú. En otoño e invierno los daneses no conciben una velada sin una bebida caliente. Cocinar en compañía es también muy común. Pueden reunirse con familia o amigos y hacerse unas albóndigas con un receta tradicional u hornear un pastel. Les gusta mucho también el grød, una especie de papilla o gachas que les recuerda a su infancia, porque el hygge tiene también mucho de nostalgia. Pero hygge puede ser también comprar unos quesos ricos y un buen vino y tomárselo a la luz de las velas.

7. Ten presente a tus antepasados. Hay quien dice que lo hygge tiene que ver con hacer cosas que reconocerían tus ancestros. Los daneses que hemos consultado están de acuerdo en que está muy relacionado con las tradiciones y con actividades u objetos que tienen un valor sentimental. Tomar el té en una vajilla de tu abuela es muy hygge, según Larsen. Para Secher, que lleva 40 años en España y se aferra a las tradiciones danesas, abrir un mueble de sus bisabuelos es como volver a oler la casa de sus abuelos y ese es un sentimiento muy hyggelig para ella. Destapar todos los días el calendario de adviento típico escandinavo que descuenta los días hasta Navidad también, porque les transporta a su infancia, cuando lo hacían con sus padres.

8. Ponte cómodo. Aunque el hygge tiene más que ver con disfrutar que con los actos y las cosas en concreto, hay elementos que ayudan. Las velas, que dan calor y luz cuando en Escandinavia domina la oscuridad y el frío. La ropa cómoda, según Thomsen. Quedarse en la cama el domingo bajo el edredón más rato de lo habitual, con un buen libro y un café. O acurrucarse en un sofá bajo una manta con una taza de té o chocolate caliente para ver una película.

9. Haz cosas hyggelig. Es importante que sea algo que te guste y, generalmente, suele ser algo sencillo. Los juegos de mesa en familia o con amigos son muy hyggelig. La Navidad también, mientras que la Pascua (que allí consiste en buscar huevos de chocolate escondidos) es más divertida que hyggelig, aclara Larsen. También hay cosas que son hygge para unos y para otros no. Por ejemplo Thomsen, con 24 años, cree que cazar pokemones con amigos podría encajar, pero estar enganchado al móvil no, porque se trata de pasar tiempo de calidad. Para Secher todo lo que tenga que ver con videojuegos o móviles es lo contrario de relax y por tanto, queda excluido.

10. Huye de ambientes que no son hygge. El antónimo de este término es uhyggelig, pero esto tiene más que ver con una película de terror, con sangre, miedo, etc. A lo que se refieren los daneses es a todo lo que no invita a estar cómodo. Para Larsen, por ejemplo, no se puede conseguir un ambiente relajado en un bar español con sillas de plástico, zonas en sombra y tubos fluorescentes.

11. Exprésalo. En Dinamarca es una palabra que utilizan muy a menudo, que además de sustantivo es adjetivo, adverbio y verbo. Sirve para describir ese jersey cómodo que te acabas de poner, para decirle a tus hijos, "vamos a ver una peli y comer chuches" o "vamos a jugar al Trivial y pasar un rato hygge". Se usa con frecuencia para compartir con tus amigos lo bien que te encuentras con ellos en ese momento y para despedirte después de una cena que ha sido muy hyggelig.

12. Sé consciente del deleite. Una comida y una larga sobremesa a la española con amigos podría muy bien ser hygge, pero lo que diferencia a los daneses es que son capaces de identificar y nombrar ese momento de bienestar. Saben que está sucediendo y lo están disfrutando, algo así como un mindfulness permanente al estilo nórdico. “Encaja muy bien con el slowliving, es algo casi budista”, dice Larsen. Para Secher, “es vivir en el momento, disfrutar del ahora”.

 

Gloria Rodríguez-Pina | 13 octubre 2016 | http://verne.elpais.com/verne/2016/10/06/articulo/1475774414_885443.html?id_externo_rsoc=FB_CM

 

17
Oct
16
Doctor en psiquiatría explica la neurobiología del yoga y los beneficios de la meditación

"Con un PhD en psiquiatría y psicología y treinta años de experiencia en la práctica y enseñanza de yoga y meditación alrededor del mundo, el doctor Stephen Parker está en Guayaquil para compartir sus conocimientos sobre neurobiología del yoga y los efectos de la meditación en el organismo.

Parker es catedrático en la facultad de psiquiatría en la Universidad de Minneapolis, Estados Unidos, y estudió sánscrito en la Universidad de Minnesota. Además, es miembro de la Asociación Internacional de Terapeutas de Yoga, entre otros grupos internacionales relacionados a esta práctica milenaria.

Llegó a la ciudad como invitado al evento Sadhana Yoga Conference, que inició el viernes 12 de agosto en el Centro de Convenciones, y aceptó una entrevista con EL UNIVERSO.

¿Cuál es la relación entre la práctica del yoga y el funcionamiento del sistema nervioso central?

Primordialmente el yoga opera a través del sistema nervioso central. Una de las formas más importantes en que lo hace es a través de mantener la atención en el presente, momento a momento. Mantener la atención opera físicamente en el lóbulo frontal de la corteza cerebral, que es la parte del cerebro que organiza al resto del sistema nervioso central.

¿Cómo se transmite este conocimiento a personas, incluso a profesionales de la medicina, que pueden desconfiar de los beneficios del yoga?

Lo hacemos a través de la ciencia médica, porque es lo que normalmente el público conoce y en lo que confía. Hay estudios científicos que demuestran los efectos positivos de la práctica. Yo he ejercido como psicoterapeuta por 30 años y con la gente que está abierta a la metodología y lenguaje del yoga, le hablo en ese lenguaje; y para quienes no sean receptivos a ese lenguaje, uso términos de la ciencia.

En sus treinta años como psicoterapeuta, ¿qué similitudes encuentra entre los tratamientos que recomienda la psicología y el yoga?

Una de las formas más simples y a la vez más importantes en un tratamiento psicoterapéutico es observar la respiración. En el momento en que uno empieza a observar la respiración, la persona empieza a ser más consciente de su estado físico, de lo que está sucediendo en su mente, y el estar más consciente de todas estas cosas uno puede, por ejemplo, notar cuando una emoción está surgiendo. Cuando uno puede reconocer qué emoción está surgiendo, se empieza a tener una cierta distancia, un espacio de tiempo. Esto nos permite mirar la emoción y decidir, con mucha mejor sabiduría, cómo vamos a actuar. En vez de reaccionar instintivamente, podemos decidir qué acción vamos a tomar frente a esa emoción.

¿Cuál es su opinión sobre el consumo de medicamentos químicos como tratamiento para desórdenes del sistema nervioso, la depresión u otras condiciones relacionadas?

Las medicinas que se utilizan para tratar la depresión ayudan a aumentar la cantidad de químicos que naturalmente ya existen en el cerebro, esas medicinas ayudan a conectar las neuronas, algo que normalmente el cerebro es capaz de hacer sin ningún medicamento. Al inicio, las medicinas ayudan mucho a las personas; sin embargo, el cerebro funciona básicamente con retroalimentación constante. Uno de los problemas con las medicinas para la depresión es que se el cerebro nota una abundancia de un neurotransmisor y decide dejar de producirlo naturalmente. Tarde o temprano, esa medicina no funciona más. Entonces, a corto plazo las medicinas pueden servir, pero a largo plazo las personas deben encontrar alternativas naturales para incrementar la cantidad de neurotransmisores, y una de las mejores formas para eso es hacer ejercicio aeróbico. La experiencia subjetiva entre tomar medicamentos y hacer ejercicios aeróbicos es prácticamente igual. En cuanto a la ansiedad, se ha comprobado que el yoga tiene efectos positivos. Considero que algunas personas, probablemente, sí necesiten medicamentos, pero la mayoría de las personas podría al menos reducir la cantidad de medicinas utilizando métodos de meditación.

¿Las personas con enfermedades psiquiátricas como bipolaridad o esquizofrenia también podrían encontrar beneficios en la meditación y el yoga?

Las personas con este tipo de desórdenes mentales también sufren de ansiedad y depresión, así que la meditación y el yoga producen el mismo efecto antes mencionado. Eso sí, deben ser prácticas específicas, porque sino podrían traer efectos no deseados. Por ejemplo, a una persona con esquizofrenia se le recomienda meditar usando un mantra (una frase que se repite una y otra vez) o la concentración en un objeto externo, así la ayudamos a conectarse con la realidad y a vivir más en el presente.

Estamos rodeados de muchas distracciones y algunos especialistas hablan de una época de "neurosis colectivas". En su opinión, ¿cuál es la enfermedad mental o emocional que más nos está afectando?

El miedo es la enfermedad que más nos está afectando. Uno de los problemas es que donde uno puede estimular el miedo, uno también puede ganar mucho poder político. Como dijo Roosevelt antes de la segunda guerra mundial: "No hay nada que temer sino al miedo mismo". En ese momento Estados Unidos estaba enfrentando una guerra y una gran calamidad, pero parece que el país ha olvidado todo esto.

Lea también: Los 5 principios básicos del yoga para cuidar la salud

No menciono su nombre, pero tenemos un político que está ganando un montón de popularidad estimulando a la gente a través del miedo. Eso es lo que hace ISIS en el mundo y es lo que hacen muchos políticos, motivar por el miedo.

Las vicisitudes vienen para todos. La primera palabra que el Buda dijo cuando salió de su estado de profunda meditación fue una que significa "sufrimiento". Todos tenemos sufrimiento con el cual lidiar en la vida y no nos ayuda en lo absoluto tener miedo a esto, lo hace peor.

Existe un dicho: "El dolor es inevitable, el sufrimiento es opcional". La gente elige sufrir a través del miedo, y cuando se hace eso se corre el riesgo de ser manipulado. Ese es el problema de este tiempo.

Antes de encontrar las prácticas del yoga y la meditación, ¿a qué le temía y cómo dio el primer paso para superar ese miedo?

Yo tenía muchos miedos, tenía 19 años. Pensaba: ¿qué voy a hacer con mi vida? Era la época de Vietnam y habían muchísimas dificultades políticas en mi país, no sabía a qué profesión debía dedicarme. De hecho, mi mente estaba bastante enredada. Tuve un primer acercamiento al yoga a esa edad, pero luego seguí haciendo otras cosas. A los 28 años me di cuenta de que estaba harto de tener miedo, me pregunté a mí mismo: ¿Qué puedo hacer que sea realmente útil?

Me gustaba mucho hacer caminatas por la naturaleza, pero siempre le tenía miedo a la altura. Entonces me dije: Si puedo escalar una montaña eso sería algo realmente importante. Entonces me convertí en un montañista para conquistar mi miedo.

Escalé por toda la parte occidental de Estados Unidos y después fui a Perú, a la Cordillera Blanca. Un día, cuando ya había subido unos 500 metros y veía un gran abismo me di cuenta de que el miedo era un buen amigo, porque me ayudaba a poner los pies en el lugar apropiado. Entonces cambió mi relación con el miedo. Pero una vez estaba en el campamento base y la gente llegaba a contar sus 'historias de guerra', sus experiencias como montañistas, y eso me asustó bastante. Sentí un miedo tan grande que estuve toda la noche metido en la bolsa de dormir, me dio diarrea, era todo nervios.

A la mañana siguiente me dije: Quizá me puedo quedar aquí en el campamento base, quizá puedo escalar solo un poco, por los alrededores y después regresar aquí. Pero la parte más paternal dentro de mí me recriminó: ¿Estás bromeando? Estuviste ahorrando tantos años para poder venir y ahora te vas quedar en el campamento base? ¡Empaca y sube!

Lea también: El yoga vibra en Guayaquil

Entonces tomé mi maleta y como un niño regañado emprendí el camino. Mientras subía, veía el pico más alto, que se llama Huascarán, y estaba cautivado por la belleza de ese momento y tuve un mensaje sin palabras que venía desde adentro que decía: Yo estoy siempre contigo. Era la voz de mi gurú. Yo había sido iniciado en el yoga hace muchos años, cuando tenía 19, pero yo me había concentrado en hacer otras cosas y no estaba practicando; sin embargo, el lazo de iniciación en el yoga nunca se va, inclusive de vida a vida. Desde el momento en que escuché esa voz, todo el miedo se disolvió y todo se convirtió en una aventura maravillosa. Más tarde escalé a la cima de una montaña y una de las seguridades de la bota se había desatado. Si yo perdía ese agarre, moría. Pero yo no sentí miedo. Lo vi y me di cuenta que tenía que arreglarlo, eso era todo. Lo arreglé y así seguí. El resto del viaje fue fantástico.

No conquisté al miedo, simplemente cambié mi relación con él. La buena parte del miedo es que es un sistema de alarma que me mantiene vivo, pero eso puede volverse excesivo y esa parte excesiva del miedo es lo que se convierte en un obstáculo y con la que mucha gente tiene dificultades viviendo. Tenemos que encontrar esa parte dentro de nosotros que pueda mantener el miedo en balance.

Está bien cuando uno tiene al miedo y este lo ayuda a protegerse. El problema es cuando el miedo lo tiene a uno. En ese momento nos volvemos vulnerables a las cosas que pasan a nuestro alrededor.

Quien no tiene una conexión con un gurú, ¿qué práctica lo puede ayudar a conquistar el miedo?

La práctica que tu corazón esté pidiendo. La gente a veces pone mucha energía en encontrar a un gurú, pero él es quien te encuentra en el momento adecuado, cuando estás listo. Lo importante entonces es estar listo. Practicar de la mejor forma que se pueda. La práctica de estar atento al momento presente es muy efectiva y se puede realizar en cualquier momento, como cuando estás arreglando el jardín. El reino está alrededor tuyo y no lo ves. Cuando le preguntaban a Buda si él era un dios o era un gurú, él decía: No, yo solo estoy despierto.

Algunas personas pueden pensar que para seguir el camino del yoga y la meditación se necesita abandonar a tener una profesión o un trabajo, por ejemplo, o ir a una cueva en los Himalayas... ¿Qué piensa sobre eso?

La cueva se estira desde la cabeza hasta los pies. No necesitas ir a ningún lado. Mi cueva de meditación es en aeropuertos internacionales, el 60% de mi meditación la he hecho en los aviones y aeropuertos.

La meditación tiene efectos cognitivos como mejorar la memoria y la destreza metal, pero también ciertos ejercicios mentales (de lógica, matemáticas, etcétera) se promueven con el mismo objetivo. ¿Cuál es la diferencia?

A pesar de que es cierto que la meditación trae todos estos efectos cognitivos, lo más importante es que la meditación te ayuda a amar mejor, que al final es lo único que importa, es el sentido de la vida.

Lea también: ¿Cómo adiestrar la mente para ser feliz?

A menudo la gente le preguntaba a mi maestro si estaban avanzando en su meditación. La gente básicamente medía cuánto podía aguantar meditando o cuánto podía aguantar la respiración, cuánto tiempo podía estar concentrado, etcétera, pero todas esas cosas tienen que ver con un poder sutil, y el poder no tiene ningún tipo de lugar en la vida espiritual.

Cuando la gente le preguntaba si estaba teniendo progresos en la meditación, mi maestro le contestaba: Pregúntale a tu esposa. Si quería hacer una broma, pero con sentido también, entonces le decía: Pregúntale a tu suegra.

¿Cuáles son los verdaderos logros de la meditación?

Ser más amoroso, más amigable; tener más compasión; sentir felicidad, gozo; no prestar atención a los defectos del otro, no ser reactivos. Si estas cualidades están creciendo en ti, entonces estás teniendo progresos.

eluniverso.com | 14 de Agosto de 2016

http://m.eluniverso.com/vida-estilo/2016/08/14/nota/5743332/doctor-psiquiatria-explica-neurobiologia-yoga-beneficios

 

14
Oct
16
Entrevista a Irina de la Flor: "​Si la envidia fuera tiña… Te damos 10 consejos para aprender a gestionarla".

LORETO BLANCO 

La envidia es un sentimiento o estado mental en el cual nos sentimos mal por no poseer lo que tiene otro. Es una emoción muy común, que si se observa y estudia, se puede utilizar de forma positiva para conocerse a uno mismo y desarrollarse como persona. Hablamos con Irina de la Flor, coach y directora del proyecto 'Lo mejor de mi' de la Fundación Vivo Sano, para aprender a gestionarla y vivir más contentos con lo que tenemos.

En un primer lugar nos dice que desear tener algo es perfectamente normal, y que no progresaríamos en la vida si no deseáramos ciertas cosas. El problema es hasta donde llegamos a desear algo, porque la envidia puede llegar a ser muy negativa para nuestra autoestima y para nuestra salud mental.

Nada más nacer empezamos a querer cosas, ya durante los primeros meses de vida queremos miramos con ojos golosos cómo a nuestro alrededor hay objetos con los que queremos jugar o llevarnos a la boca, y según vamos creciendo nuestros deseos van en aumento empezamos a querer caminar como el resto, a jugar con nuestros amigos o a tener una bicicleta nueva. En ocasiones nuestros deseos se hacen realidad, pero muchas otras no es así. Durante la infancia o la adolescencia es perfectamente normal que sintamos de envidia, ya que forma parte del desarrollo personal en el que necesitamos entender cómo funciona la vida y comprender que en nuestra vida no podemos tener todo.

Sin embargo la cosa cambia a medida que crecemos. Es fundamental querer conseguir cosas y tener aspiraciones en la vida, pero no podemos dejar que la envidia hacia los demás se apodere de nosotros porque terminaremos frustrados y con la autoestima por los suelos.

Una de las características más interesantes de la envidia y un modo muy sencillo de eliminarla es observar qué dice nuestra mente cuando la sentimos, y escucharla: ¿Qué estamos pensando realmente?, ¿Qué implicaciones tiene lo que dice nuestra cabeza? ¿Nuestra cabeza habla de la persona que tiene la cosa que yo no poseo, o en realidad estamos hablando de nosotros mismos?

Para que sepamos si la envidia está afectándonos en nuestro día a día, Irina nos hace una descripción con los aspectos destacables de una persona envidiosa

- Necesita trabajar su madurez emocional

- Está identificada con creencias que limitan su potencial (en algún lugar su mente dice "Envidio a esa persona porque eso que tiene yo no lo puedo conseguir, yo no me lo merezco, o yo no valgo suficiente para tenerlo")

- Se centra en la crítica externa o hace comentarios negativos de la persona que posee aquello deseado

- Tiene una baja autoestima y una auto-imagen incorrecta

- Tiene un bajo conocimiento personal, es decir, esa persona realmente no se conoce bien y no conoce sus capacidades

- Se deja llevar por los pensamientos negativos de su mente

- No tiene mucho control sobre su mente

Para poder trabajar estas carencias la coach del proyecto 'Lo mejor de mi' nos da unos consejos que podemos aplicar para lograr disminuir la envidia que sentimos:

Trabaja tu autoestima conociéndote mejor. Lee un libro de autoconocimiento o haz un curso de inteligencia emocional. El ser más conscientes de nuestras cualidades hace que estemos más satisfechas con nosotras mismas, y automáticamente la envidia disminuye.
Trabaja con afirmaciones positivas diarias, reforzando tus puntos más fuertes. Todo sentimiento está unido siempre a un pensamiento. Por ejemplo: "Me esfuerzo a diario por ser mejor persona cada día"
Evita la rumiación mental y deja ir los pensamientos negativos. Cada vez que te vengan pensamientos de envidia, haz tres respiraciones profundas y déjalos pasar. No juzgues esos pensamientos o sentimientos; es todo normal, simplemente, déjalos ir.
Intenta averiguar el verdadero motivo de tu envidia. Muchas veces la envidia es un pozo de insatisfacción del que se van enganchando cosas rotatorias. Se consigue una y aparece otra automáticamente porque no son la causa última de la insatisfacción, son solo pantallas.
Comienza un curso de meditación o de mindfulness. Te ayudarán a vivir desde un estado de serenidad lejos del ruidoso mundo de los pensamientos y aumentar el control que tenemos sobre nuestra vida.
Comienza una actividad creativa una vez a la semana para explorar y desarrollar tu mundo interior: cerámica, pintura, diseño, baile etc. Esto hará que aumente tu satisfacción personal y disminuirán los sentimientos negativos.
Ten más contacto con la naturaleza haciendo una excursión a la semana. Esto te hará aumentar la relajación y disminuir la crítica y los pensamientos negativos y disfrutar de las maravillas de la vida
Permítete disfrutar de lo que tienes. Muchas veces no se envidia una cualidad o situación, sino el bienestar que presuponemos en la persona que la tiene. Intenta encontrar tú ese bienestar en tu vida actual. Haz una lista de las 10 cosas que ya tienes y que te hacen feliz.
Haz algún tipo de actividad física o ejercicio físico al menos dos horas a la semana para aumentar las endorfinas y traer equilibrio mente-cuerpo.
Realiza alguna actividad de voluntariado. Ayudar a los demás regularmente es el mejor antídoto para la baja auto-estima.

ELLE  |  11 de Octubre de 2016  |  http://www.elle.es/living/psico/news/a794492/aprende-a-gestionar-la-envidia/

 

10
Oct
16
Estar en sintonía con una misma da alas a nuestro talento

EL MUNDO

Hoy os proponemos leer un interesante artículo publicado por El Mundo sobre un estudio realizado en relación al talento femenino. El estudio Mujeres InSync, realizado Activia en colaboración con Centro Internacional Trabajo y Familia de IESE, arroja algunas conclusiones demoledoras sobre el talento femenino en España. La directora del Centro, Nuria Chinchilla, interpreta el calado de los datos sacados de este informe en el que han participado más de 1.500 mujeres de entre 18 y 65 años.

Aunque la mayoría de las mujeres opina que tiene un talento propio, el 82% siente que no está suficientemente reconocido, ni por la sociedad ni por ellas mismas, ¿a qué se debe esta percepción?
La mayoría de las mujeres no ven reconocido su talento debido a dos realidades. Por un lado, el denominado techo de cristal, que viene impuesto desde fuera: horarios rígidos, dificultad para la conciliación, estereotipos masculinos y femeninos… Y, por el otro, lo que llamamos techo de cemento, es decir, la limitación que las mujeres se autoimponen porque priorizan otras cosas antes que el trabajo o porque les falta confianza y sintonía con ellas mismas.

El 42% dice que el freno al desarrollo de su talento se debe a causas internas, de ellas mismas. ¿Cuáles son las principales barreras internas del desarrollo del talento?
La capacidad de autocrítica tiene un fuerte impacto en la vida personal de las mujeres, muchas ponen una gran presión sobre sí mismas y se autoimponen lo que comúnmente conocemos como el techo de cemento. En esta línea, es importante destacar que muchas mujeres sufren el Síndrome del Impostor, es decir, no se sienten capaces de hacer lo que los demás esperan que hagan, cuando seguramente lo son.

¿Qué mecanismos hay que poner en marcha para ayudar a las mujeres a desarrollar al máximo su talento?
El apoyo familiar, empresarial e institucional son esenciales si queremos que las mujeres españolas puedan tener una vida plena, saludable y sacar lo mejor de ellas mismas. En el área político-social deberíamos apostar por un cambio de horarios en España. Las empresas, por su parte, deberían implantar modelos más flexibles para facilitar la conciliación y dirigir a sus empleados por objetivos, mientras que, a nivel personal, deberíamos comprender que la conciliación implica a toda la familia y no solo a la mujer.

¿Cree que estar en sintonía con una misma es esencial para desarrollar el talento?
Efectivamente, estar en sintonía con una misma es imprescindible para poder darle alas a nuestro talento y desarrollar nuestro máximo potencial.¿Qué tres claves nos daría para estar en sintonía consigo misma?
Para que las mujeres puedan sentirse en sintonía, alineadas cuerpo y mente y, en general, más positivas, con mayor capacidad de concentración y de desarrollar su potencial es importante, en primer lugar, conocerse a una misma y saber qué misión tenemos en cada una de las áreas de nuestra vida. Es esencial saber a dónde vamos y para qué.

Además, hay que saber organizarnos y planificar bien nuestro día es fundamental para saber qué debemos hacer en el “aquí” y el “ahora”. Y, por último, es necesario que cuidemos nuestro cuerpo y nuestra mente. Seguir una buena alimentación y respetar las horas de sueño son pautas esenciales para sentirnos bien. A nivel personal, se debe trabajar la falta de autoconfianza y aprender a delegar y a negociar para una misma. De este modo, se puede fortalecer la autoestima y establecer bien las prioridades que tenemos en nuestra vida.

EL MUNDO | 7 de Octubre de 2016 | http://www.elmundo.es/promociones/native/2016/10/07b/

 

LO MEJOR DE MI es un proyecto que se crea para ayudar a las personas a vivir una vida plena y satisfactoria centrándose en todo lo positivo que tienen en sus vidas y descubriendo y potenciando capacidades y talentos personales.

Folleto informativo

Descárgate el Folleto informativo de "LO MEJOR DE MI" AQUÍ

Newsletter

Lo último desde Twitter

Lo Mejor de Mí

Os mostramos la obra de nuestro artista Ruben Vargas (5 años) que realizó este findeen nuestro Taller #DibujoMindfulness en #biocultura

Lo Mejor de Mí

RT @CositaDdl: @APRAMP @SanchezdeLaraAb @TeresaViejo @ccifuentes @LMDM_org @THRibune #FelizDomingo https://t.co/gh8REssPRC

Lo Mejor de Mí

Lo Mejor de Mi - Los 12 pasos para incorporar a tu vida el 'hygge', el secreto de la felicidad danesa https://t.co/mPWYUx1R7p @Vivo_Sano

Lo Mejor de Mí

Enhorabuena por tu trabajo en #DesminadoHumanitario en #Colombia @THRibune @Mariaubago @Oscar_D_ @AxSolidaridad… https://t.co/6oG4syXQPR

Contacto

Lo Mejor de Mi
Fundación Vivo Sano
   C/ Principe de Vergara 36, 6 dcha

  Tel: 0034 91 299 9411
   Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Síguenos