Noticias

La filósofa y divulgadora Elsa Punset explica cómo practicar esta rutina, a raíz de la publicación de «El libro de las pequeñas revoluciones». En el mismo nos ofrece más de doscientas pequeñas rutinas para cambiar a positivo tu vida laboral, familiar, y lo que es más importante, a tí mismo. Este no es libro para "devorar" sino para "degustar", para ir destilando en pequeñas dosis, interiorizando, aprehendiendo. Para elegir una de esas rutinas y aplicarla, recordarla durante todo el día, que sea un poco leitmotiv inspirador de tu jornada o como dice la autora, tu libro de cabecera, ese que dejas en la mesilla para dedicarle los últimos minutos del día. Pistas sencillas para la vida cotidiana.Sabemos que la mayor parte de nuestro tiempo vivimos en piloto automático, dice Elsa.

El cerebro está programado para sobrevivir. Esa y no otra es su prioridad, no le importa la calidad de tus relaciones, tu creatividad, no “piensa” para que te sientas mejor, Detecta y agranda los peligros, los malos recuerdos y prescinde de las cosas malas, es un detector e imán de lo malo, y lo atesora. Por eso es tan importante el activar y ejercitar desde pequeños el cerebro positivo, enseñar al mismo a focalizarse en los bueno, reprogramarlo.

 

 

 

Para leer esta noticia pincha aquí.

Hace muchos, muchos años, llegó a mi mano esta Desiderata. En verdad, y aún haciendo esfuerzos y preguntando a mi famila, a quienes les dí copia de la misma, no consigo recordar cual fue su fuente, no obstante desde aquí le doy las gracias y me manifiesto que me gustaría conocer. Hoy os la ofrezco como entonces hice a mis allegados. Compartir con vosotros su cálido y esperanzador mensaje.

Camina plácidamente en medio del ruido y de la prisa y recuerda que la paz se genera en el silencio. Mientras puedas, sin humillarte, mantén buenas relaciones con todos, di la verdad tranquila y claramente, y escucha a los demás, incluido al más oscuro e ignorante, porque también tiene algo que enseñar. Evita las personas vocingleras y agresivas que turban la paz del espíritu.

No te compares con los demás pues podrías volverte vanidoso o amargado. Siempre habrá personas que sean peores y mejores que tú. No le des importancia.

Disfruta con tus logros y tus proyectos, pon todo tu interés en el trabajo, por humilde que sea, es tu auténtica riqueza en los avatares de la vida.

Ve con cautela en los negocios porque el mundo está lleno de asechanzas. Pero no seas ciego en la virtud, que en el mundo hay muchas personas que luchan por alcanzar los ideales más altos y por todas partes la vida está llena de heroísmo. Sé tú mismo, especialmente no finjas un afecto que no tienes ni seas pesimista respecto al amor, porque pese a toda aridez y desencanto es eterno como la hierba, acepta amablemente el consejo de los años, abandonando con una sonrisa los caprichos de la juventud.

Fortalece el espíritu para que te sostenga en el caso de un repentino revés de la fortuna, pero no te desesperes por males imaginarios. Muchos temores nacen de la fatiga y de la soledad.

No te dejes dominar por una excesiva disciplina, trátate con cariño, tú eres una criatura del universo no menos importante que los árboles y las estrellas y tienes derecho a estar aquí.

Y si esto no está claro para ti, olvides que el universo sigue el camino que debe.

Por tanto, mantente en paz con Dios, cualquiera que sea la forma en que le concibas, con el Universo, con la Humanidad o contigo mismo, dependiendo de aquello en lo que creas, y cualesquiera que sean tus obras y aspiraciones en la ruidosa confusión de la vida, mantente e paz con el alma.

A pesar de todas las falsedades, sus duras tareas y sus sueños malogrados, el mundo es aún hermoso.

Trata de ser feliz.

¿Quién de nosotros no se reconoce en alquna de estas situaciones? Comportamientos como dejarnos engañar por las expectativas, rendirnos antes de tiempo. intentar buscar una explicación a todo lo que sucede, dar por verdadero y universal lo que solo son nuestros sentimientos, seguir rituales creyendo que influirán en nuestro destino, aplazar, procastinar, evitar aquello que tememos, tener pareja o amigos que nos humillan o desprecian por miedo a estar solo, contar todo a a todos porque así padecemos menos, dar más importancia a la felicidad de los otros que a la nuestra, comparanos con los demás para demostrarnos que somos menos, ayudar a toda costa... Todos, en algún momento de nuestra vida hemos caído en alguno de ellos. Aquí te ofrecemos un artículo que nos habla de estás trampas y los antídotos para no caer en ellas. Una auténtica guía práctica para no complicarse el día a día y dejar de amargarse a propósito. En vez de detectar las pegas, aplica estos antídotos.

 

Para leer la noticia, pincha aquí.

Hoy nos queremos hacer eco de una bellísima historia que está haciéndose viral. Esta no es ni más ni menos que la de un pingüino que viaja todos los años 8.000 personas para encontrarse con el hombre que le salvó la vida.

Hace seis años, Joao Perieira de Souza, un albañil brasileño, salvó al animal de la muerte. Desde entonces, son amigos de por vida.

el mejor amigo del hombre. Pero Dindim es un pingüino que pone a prueba ese perfecta amistad. Este ejemplar de ave de Magallanes se hace cada año 8.000 kilómetros a nado para reencontrarse con su inseparable compañero: el albañil de 71 años y jubilado que en 2011 lo salvó de todo un baño de petróleo. Una historia que parece de cuento, o así lo recoge al menos un reportaje en la cadena Globo TV.

Joao Pereira de Souza rescató al animal en 2011 en una playa de un pueblo cercano a Rio de Janeiro. Souza lo encontró cubierto de alquitrán y moribundo. Inmediatamente lo limpió, lo alimentó con sardinas durante una semana y, una vez sano, lo devolvió el ave de regreso al mar. Desde entonces, el viaje desde las Islas Malvinas hasta la playa donde fue salvado, para reencontrarse con su rescatador, se ha convertido en toda una historia de amor.

Cuando el pingüino estuvo totalmente curado, Joao le puso en libertad, pero el vínculo que estableció con su salvador es tan fuerte que el animal se negó a permanecer en su hábitat natural, Semanas más tarde vovió a visitarle y desde entonces vive ocho meses en Brasil y cuatro en la Patagonia

 

Para leer la noticia pincha aquí.

Una de las recetas más importantes para ser feliz es vivir el ahora. Es focalizar la atención en el momento que estás viviendo, en el presente, en el aquí y el ahora. Observar, disfrutar, exprimir, en definitva, tomar consciencia y atención al momento en el que te encuentras. No dejar que tu mente se disperse en los pensamientos sobre el pasado y sobre el futuro impidiendo ser consciente del momento en el que se vive, pasando por el aquí y el ahora como un zombie, sin darse cuenta. Una mente ausente del momento toma decisiones con menor juicio, y se pierde muchos momentos maravillosos que la vida le ofrece.

Cuando vivimos el momento en el que estamos, cuando prestamos atención plena y consciente al momento, somos capaces de disfrutar cada pequeño esbozo de felicidad, darnos cuenta de todo aquello maravilloso que  nos pasa, de lo grande a lo pequeño y cotidiano. Vivir el momento, nos permite disfrutar de todos los momentos felices que nos ofrece el día, de tal forma que cuando finaliza el mismo, nos hemos cargado de muchos momentos felices que nos podrían haber pasado inadvertidos por la “rumiación” o el estrés. Sumamos positividad en lugar de restarla. No  nos damos cuenta que cuando estamos a vueltas con el pasado, en realidad estamos a vueltas con un recuerdo que no es más que un pensamiento, no es la realidad, probablemente el recuerdo del mismo momento será distinto según las personas que lo han vivido, de tal forma que estamos enganchados a algo no real, a lo mejor, incluso lejos de la verdad. Lo mismo nos pasa con el futuro, proyectamos nuestras ideas, nuestro miedos, nuestras expectativas, nuestras experiencias, pero nada más, nada es real. Nos afligimos, nos estresamos, nos preocupamos por simples pensamientos que crea nuestra mente y que la misma les da marchamo de verdad, de “dogma de fe”. Rumiar el pasado y/o el futuro nos genera un sufrimiento innecesario e irreal. La única verdad, la única realidad es el momento presente y es el que debemos vivir y debemos aprender a vivir. Empeñarnos en vivir el pasado o el futuro, es empeñarnos en vivir algo que no existe, ¿no os parece un sinsentido?. Fantasear, preocuparse, sufrir por algo que  no ha pasado, y que puede ser que nunca pase, sufrir por adelantado, además de no ser sano, no es muy razonable. Y mientras que nuestra mente se enreda en estos pensamientos, nos perdemos lo único real que es lo que verdaderamente está pasando.

Disfrutar hoy de tu salud, de tu familia, de tus hijos, tu pareja, tus amigos. Disfrutar de un aperitivo en una terracita, de una mañana soleada, de un paseo por el campo, es la clave. No sabemos con certeza de mañana tendremos estas oportunidades, ¿Por qué perdernos disfrutar de las mismas ahora que están sucediendo?.

Una gran receta para ser felices, es disfrutar de los momentos felices en el momento que suceden, y vivir los momentos que la vida nos brinda de forma consciente y plena.

Nos ha llegado una interesante,  sorprendente, inspiradora y esperanzadora noticia desde el Reino de Bután, un país que vive apartado del mundo y practicamente en la Edad Media y que pese a ello a tenido la gran idea de cambiar la medición del Producto Interno Bruto (PIB) por el de la Felicidad Nacional Bruta (FNB), con la cual establecen sus políticas educativa. Cómo lo ois.Para esta medición, el reino butanés creó un sistema basado en cuatro pilares y nueve áreas que se evalúan cada dos años en una encuesta. Según el resultado, se ajustan las políticas públicas para que la población efectivamente sea la más feliz.

Para leer la noticia pincha aquí.

Un equipo de la universidad de Toronto ha hecho un estudio sobre la incidencia de las emociones positivas en la salud, preguntando a un grupo de 94 estudiantes sobre sus emociones en la semana previa y tomándoles muestras de saliva para determinar los índices de interleucina-6, molécula de la inflamación, descubriendo que las emociones positivas reducen su concentración. Un siguiente estudio se preguntó en cuestionario sobre emociones positivas concretas, saliendo unos resultados muy interesantes.

Para leer la noticia, pincha aquí.

Nuestras sociedades occidentales, cada vez más estresadas y estresantes han ido perdiendo la capacidad de meditar, de orar, de estar con nosotros mismos que existía antiguamente, y por tanto se han ido perdiendo todos los beneficios que esas prácticas integradas en la vida diaria procuraban a las personas se han ido perdiendo también. Están demostrados los beneficios y por tanto la conveniencia de la meditación y de su aprendizaje a temprana edad. Es también cierto que aunque no es imprescindible sí es recomendable que el niño que aprende a meditar vive en un entorno familiar en el que los padres también practican la meditación, en un entorno en que se busaca momentos o estados de serenidad, de quietud, de tranquilidad para su práctica y la ayuda de los progenitores no solo en la facilitación del mismo sino en la práctica en familia.

 

Para leer la noticia pincha aquí.

Unos investigadores del Univesity College de Londres han elaborado con éxito una ecuación matemática para predecir la felicidad momentánea de más de 18.000 personas de todo el mundo. Los resultados de este trabajo han sido publicados por la revista PNAS. El estado de ánimo feliz está relacionado con el hecho de que las cosas vaya nbien y también con que las expectativas previas se vean mejoradas por la realidad.

Esta investigación propuso a 26 personas un trabajo de toma de decisiones que determinaba ganancias o pérdidas monetarias, llevando un control sobre su nivel de felicidad y actividad neuronal mediante imágenes de resonancia magnética funcional durante los mismos. Con estos datos extraidos se construyó un modelo computacional y una fórmula en la que que la felicidad que uno mismo valora en determinado momento se puede predecir en función de las recompensas recibidas y las expectativas experimentadas.

 

Para ver la noticia pincha aqui

Hoy queremos poner en vuestro conocimiento un proyecto que ha concebido una persona muy querida por nosotros, un proyecto lleno de ilusión, generosidad, solidaridad, empatía y deseo de construir un mundo mejor, más amable y más humano.


Elisabeth, que así se llama el “alma mater” de este original proyecto, es una persona que cree en la magia de escribir y recibir cartas por correo tradicional, algo que hasta la aparición de internet y las nuevas tecnologías, era como nos hemos comunicado durante siglos. Todos,  por lo menos los que tenemos una edad, nos acordamos de la ilusión de abrir el buzón y recibir una carta de algún familiar que vivía lejos, de alguien a quién amábamos, una postal de algún país lejano que nos enviaba un amigo. Cuando yo iba al colegio, había una organización que nos asignaba niños de otros países para escribirnos cartas en inglés, yo recuerdo tener cartas de Noruega, de Inglaterra y de Sudáfrica y la ilusión que me hacía recibirlas, ver sus sellos, las fotos. Leía y releía esas cartas, incluso algunas de ellas, las sigo teniendo guardadas en memoria de aquellos gratos momentos que me hicieron vivir.


La tiranía del tiempo y la inmediatez de internet, nos ha ido haciendo perder esa bonita costumbre de escribir cartas, ese ritual de poner “negro sobre blanco” nuestras impresiones, nuestras vivencias, nuestras emociones, nuestros sentimientos  pensando en alguien. El  meterla en un sobre, con una foto, un recuerdo, una flor seca,… el ir a correos… Como decíamos, hemos perdido esa bonita costumbre y la hemos sustituido por una forma de comunicación carente de humanidad, en un momento en que la misma está perdiendo justamente ese valor, la humanidad. ¡¡¡Si hasta estamos perdiendo la ortografía sacrificada por las abreviaturas y los emoticonos que utilizamos prácticamente de forma automática, sin ningún sentido ni ningún fondo!!! Elisabeth, en 2014 decidió crear una iniciativa que fomentara y volviera a dar su lugar a esa bella tradición de escribir y recibir postales por Navidad, de volver a recibir la costumbre de enviarnos Christmas, con el objetivo de crear felicidad con algo tan sencillo y cotidiano como abrir nuestros buzones, de demostrarnos entre nosotros que hay una persona que tiene tiempo, aunque sean cinco minutos, para dedicarnos, para pensar en nosotros, para dirigirnos unas palabras amables, cálidas, y que nosotros también podemos sacar de nuestras apretadas agendas unos minutos para dedicarles a otra persona.  Y dicho y hecho, Elisabeth ha creado una red para repartir sonrisas por el mundo, para devolvernos la magia de la comunicación, de las palabras en papel, de la espera, ¿llegará hoy?, la alegría al abrir nuestro buzón.


El proyecto Sonrisas en el Buzón, ha sido un total éxito las pasadas Navidades de 2015 con un total de 325 participantes, que se han sumado de manera espontánea a esta propuesta y que se ha intercambiado, con absolutos desconocidos, felicitaciones y buenos deseos, pero esto proyecto no debe quedarse atado a unas fechas del calendario, porque en nuestra sociedad actual, tan fría, tan rápida, tan deshumanizada, siempre estamos ávidos de una sonrisa, y repartir sonrisas a los demás tiene vocación de futuro hecho presente, ha venido para quedarse, para expandirse, para crear un “Buzón-Cadena” de sonrisas, de intercambio de postales, de detalles…


Para participar en este positivo proyecto hemos de hacer una breve introducción de nosotros mismos, que nos dediquemos unos minutos a pensar en nosotros, para que tomemos consciencia de nuestro yo, para que nos dediquemos un tiempo, un “ejercicio” que es la base del ser humano y de su felicidad y que estamos perdiendo en nuestra vida vertiginosa. Esa breve descripción será entregada a la persona elegida para cartearse contigo, para que conozca un poco quién eres, tus gustos, tus aficiones, aquello que hayas querido compartir y de esta forma pueda personalizar su misiva, pueda pensar en ti, en tus gustos, en quién eres, para que la misma no sea una carta estándar sino una carta dirigida a ti especial y específicamente. Es un bonito modo de practicar la empatía, ¿no os parece?. Junto con tu información se le facilitará tus señas, para que lo recibas en tu buzón.


Nos dice Elisabeth que cada vez más personas se están “enganchando” a este proyecto. Los comentarios,  las experiencias, el feedback que está recibiendo en este proyecto os lo  podéis imaginar, o ¿acaso no recodáis la ilusión de la última carta personal que recibisteis?....¿ Os apuntáis?

 

Si queréis participar en el evento pincha aquí.

Para ver el vídeo promocional pincha aquí.

 

El ser humano es complejo. Nos encontramos que mientras la pereza nos debilita, la perseverancia, pese al cansancio que nos pueda ocasionar, tiene una fuerza imparable. Incluso si se fracasa, mantener una actitud proactiva es un escudo frente al sufrimiento.

La voluntad es un motor de la proactividad. No basta con proponernos objetivos, hemos de llevarlos a cabo. La falta de voluntad siempre encuentra motivos para dilatar en el tiempo e incluso dejar de hacer lo que pretendemos. Imprevistos, distraciones que utilizamos como excusa para no abordar nuestros propósitos. La voluntad se debilita por perezay falta de atención. Apatía y ocupación no son incompatibles pese a lo que nos pueda parecer, si vivimos con falta de estímulo y de deseo, incapacidad de centrarnos, dejadez...

Para leer esta noticia pincha aquí.

En el mundo occidental en el que vivimos, zarandeados por una crisis a nivel global, muchas personas lo han perdido todo. No tienen trabajo. No tienen un hogar. Incluso no tienen para comer. Esta situación les pone psicológicamente a los pies de los caballos. Al hecho objetivo en sí, viene añadido el gran esfuerzo emocional que supone el afrontar y adaptarse a unas circunstancias no solo radicalmente nuevas sino difíciles y duras. Nos encontramos en una sociedad, en una cultura racional y egoica, donde nos valoramos por lo que tenemos, por lo que conseguimos. Ante una debacle vital en la que lo perdemos todo, nuestros recursos emocionales basados en los principios del mundo occidental y de la economía de mercado, del “tanto tienes, tanto vales”, son un lastre más a la hora de enfrentar esa situación. Es indiscutible la necesidad de abrir paso a una conciencia diferente, no egoica, transpersonal. Una nueva conciencia que les/nos ayude a dar ese salto para sobreponerse a la desorientación vital y que constituya una fuente de energía que les permita la transformación a esta nueva conciencia.


Cuando el sufrimiento se hace extremo, derivado de nuestras circunstancias vitales, la mente puede reaccionar desarrollando conductas consideradas patológicas o dando un salto hacia un nivel de conciencia transpersonal y transegoico que permita afrontar una realidad dura, con menor sufrimiento. El estado de conciencia plena aporta el herramientas para reconectarse con su yo más profundo, con su esencia, de reconducirles y reconcialiarles con ellos mismos, de reencontrarse con ese lugar donde reina la paz que se encuentra en su interior, de reconocer sus logros y sus capacidades, en definitiva, de empoderarles y permiteles conocer que la solución se encuentra dentro de cada uno de nosotros.

 

Los expertos aseguran que ayuda a afrontar las dificultades de la vida: contribuye a aliviar tensiones, reduce la ansiedad y previene recaídas en la depresión.

 

El mindfulness o atención plena es una herramienta de raíces budistas pero sin sus connotaciones religiosas que consiste en tomar consciencia del momento presente atendiendo a pensamientos, emociones y sensaciones corporales mediante una combinación de meditación y ejercicios de respiración. 

 

Conscientes de ello, dos centros de acogida organizan actividades de 'mindfulness' o atención plena para personas sin hogar. Os invitamos a leer esta solidaria noticia que nos habla de esta gran iniciativa.

Si quieres seguir leyendo pincha aquí

 

LO MEJOR DE MI es un proyecto que se crea para ayudar a las personas a vivir una vida plena y satisfactoria centrándose en todo lo positivo que tienen en sus vidas y descubriendo y potenciando capacidades y talentos personales.

CLÁUSULA DE PRIVACIDAD

Le informamos de que sus datos personales serán incluidos en un fichero responsabilidad de Fundación Vivo Sano con domicilio en Corazón de María, 80, Local B, 28002 Madrid, con la finalidad de gestionar la relación con usted y mantenerle informado sobre ofertas y promociones de productos o servicios propios o de terceros, del sector de la salud y otros sectores afines. En todo caso, podrá ejercer sus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición a través de comunicación escrita, fechada y firmada, aportando fotocopia del DNI o documento equivalente a la dirección indicada, y concretando su solicitud.

Más información en www http://www.vivosano.org/es_ES/Clausula-De-Privacidad.aspx

Lo último desde Twitter

Lo Mejor de Mí

RT @raimonsamso: Dejar de ser tú https://t.co/YnZy3m41g8

Lo Mejor de Mí

RT @PilarJerico: 4 pasos para solucionar tus problemas utilizando la comunicación no violenta #Infografía https://t.co/H8pq0qV1zn

Lo Mejor de Mí

#Coaching "Para librarnos del malestar nos dedicamos a quejarnos. ¿Es una solución?" https://t.co/FjJKuK3y7l

Contacto

Lo Mejor de Mi
Fundación Vivo Sano
   C/ Corazón de María, 80, Local B

  Tel: 0034 91 299 9411
   Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

Síguenos